Comunicado sobre el comedor y el economato (2021)

El pasado lunes día 14 en el pleno extraordinario del Comité de Empresa de Navantia Ferrol se tomó la decisión de incluir en el reparto de comedor y economato a todo el personal del Centro de Ferrol amparado en el ámbito del Convenio colectivo en vigor.

La anterior decisión contó con los votos favorables de los delegados de CCOO porque consideramos que el I Convenio Colectivo Intercentros de Navantia incluye para lo disfrute de este derecho a todas las trabajadoras y trabajadores de GP1, GP2, GP3 y GP4, con independencia del tipo de contrato que tengan y de su clasificación profesional. Para reafirmar esta postura sindical ya habíamos consultado con nuestros servicios jurídicos, que respaldan la posición de nuestra Sección Sindical afirmando que:

“La exclusión de parte del personal sometido al actual convenio colectivo del reparto de la compensación por la eliminación del comedor y el economato carece de amparo legal y convencional.”

La situación parte del siguiente escenario: en el momento de desaparecer estos servicios, se estableció una cantidad destinada a la compensación por la eliminación de los mismos, que se fue actualizando con los sucesivos convenios colectivos. La determinación de tal cantidad fue hecha proporcionalmente al número de personas con pleno derecho a percibirla. Este número de trabajadores y trabajadoras fue disminuyendo con el paso del tiempo, al contrario del que hizo la cantidad global fijada en concepto de compensación.

En el caso del economato a cuantía fue referida al 1% de la masa salarial con el siguiente reparto por centros: Ferrol 117 millones de pesetas, Cartagena 68 millones de pesetas y San Fernando 64 millones de pesetas. En Ferrol se asignó la gestión de los servicios de economato al INI hasta el año 1996. Fue a finales de este año cuando en un pleno el comité de empresa acordó repartirlo entre el personal de convenio en activo. Incluían a trabajadores con permisos por estudios, en el servicio militar, a los incluidos en un expediente de regulación. En general, incluyendo a quienes fueran alta durante ese año y excluyendo a quienes fueron bajas incentivadas, quedando este mecanismo instaurado para años sucesivos (como se recoge en el Acta del pleno del Comité de Empresa de Ferrol de 12 de diciembre de 1996).

Entendemos que todas las personas del centro de Ferrol tienen derecho a percibir la dicha compensación, con independencia de la clasificación profesional donde se sitúen (GP1, GP2, GP3, GP4), y que nadie los puede excluir. En ninguna de las actas se dice que la cantidad que se estableció para compensar el cierre del economato y del comedor excluyera a los TS, y de hecho en Ferrol los TS mantuvieron el derecho a usar los servicios asignados al INI. La exclusión sería contraria a la homogeneización. Según el texto del convenio, esto tendría que quedar finalizado transcurridos los 9 primeros meses de aplicación del convenio (pero aún está sin comenzar)[1]. Y así se manifiesta en dicho informe[2]. Entendemos que si las partes negociadoras del Convenio Colectivo hubieran querido excluir a un grupo de personas del reparto de todos o de algún concepto social, lo habrían reflejado en su articulado de manera expresa.

Acta del Comité Intercentros de Bazán (24 de marzo de 1993). https://www.ccoonavantiaferrol.es/wp-content/uploads/2021/06/1993-03-24-Acta-do-CI-de-Bazan-disolucion-do-economato.pdf

Acta pleno del Comité de Empresa Bazán Ferrol (12 de diciembre de 1996). https://www.ccoonavantiaferrol.es/wp-content/uploads/2021/06/1996-12-12-Acta-do-Comite-de-Empresa-de-Bazan-Ferrol.pdf

Informe de la asesoría jurídica de CCOO. https://www.ccoonavantiaferrol.es/wp-content/uploads/2021/06/2020-11-12-Informe-AX-CCOO-comedor-e-economato.pdf


[1] La Disposición Adicional Primera del Convenio vigente establece los aspectos del actual Convenio que tienen que de ser desarrollados por la Comisión de Política Salarial y Promoción Profesional en el plazo de 9 meses desde su entrada en vigor, entre los que se encuentra “La homogeneización  de los beneficios sociales, de conformidad con las directrices acordadas por ambas partes”(es decir, que la parte social tiene que homogeneizar el reparto de tales beneficios, pero no excluir a nadie de su aplicación. En todo caso y ante falta de acuerdo en el seno de tal Comisión en el plazo fijado, se determina que para resolver las discrepancias es necesario elevar la cuestión a la Comisión Mixta Paritaria (único órgano competente para interpretar el Convenio).

[2] “De adoptar la decisión de no abonar este concepto a las trabajadoras y trabajadores de nuevo ingreso, esta sería discriminatoria, puesto que trata de manera diferente a colectivos de trabajadoras y trabajadores que no tienen una situación objetivamente distinta, porque a todas ellas y ellos les aplica el mismo Convenio y en el mismo, las partes negociadoras no declararon expresamente la limitación de la percepción de este concepto retributivo la ningún colectivo en función de su fecha de ingreso en la Empresa”.